Teléfono

+34 934 02 70

Correo electrónico

[email protected]

Horario comercial

Lun - Vie: 7AM - 8PM

Después de realizar actividad física, es común experimentar dolor muscular en la espalda en las horas siguientes o incluso en los días posteriores. Pero, ¿cómo saber si es simplemente agujetas o una lesión más grave? En este artículo, te daremos los mejores consejos para tratar y prevenir el dolor de espalda después del ejercicio.

Los músculos de la espalda más afectados por las agujetas

Las agujetas, también conocidas como DOMS (dolor muscular de aparición tardía), pueden afectar cualquier músculo del cuerpo. Sin embargo, es más común que aparezcan en la espalda, tanto en los músculos del tren superior como en los del tren inferior.

Entre los músculos de la espalda alta que suelen verse afectados se encuentran el trapecio, el romboides y el deltoides. Estos músculos pueden generar dolor que se irradia hacia el cuello, la cabeza o los hombros.

En la espalda media, los músculos más afectados son el infraespinoso y los famosos dorsales, que pueden generar una mala función de las articulaciones del hombro.

En la espalda baja, la zona lumbar, se encuentra el músculo lumbar cuadrado, que es propenso a generar lumbalgia debido a malas posturas o descompensaciones musculares.

Levantamiento de pesas y lesiones de la columna vertebral

El levantamiento de pesas está relacionado con lesiones en la columna vertebral. Si se realiza un esfuerzo repetitivo o mayor al que el músculo está preparado, no solo pueden aparecer agujetas, sino también lesiones más graves como lumbalgia, sobrecarga muscular y pinzamiento lumbar. Estas lesiones pueden afectar la capacidad de movimiento de la columna vertebral, los brazos y los hombros.

Consejos para prevenir el dolor de espalda en el entrenamiento

Para evitar el dolor de espalda después del ejercicio, es fundamental realizar un calentamiento y estiramiento adecuados antes de la actividad física. Además, se recomienda emplear la técnica correcta y aumentar progresivamente el peso y la intensidad del ejercicio para preparar a los músculos.

Una planificación adecuada del entrenamiento, incluyendo ejercicios específicos, pesos y repeticiones, así como tiempos de descanso, también es importante para evitar lesiones.

Una buena alimentación e hidratación, junto con un sueño adecuado y la reducción del estrés, favorecerán la recuperación muscular y la prevención de tensiones en la espalda.

Realizar ejercicios que no dañen la columna vertebral, como la descompresión y tracción de la columna lumbar, también puede ser beneficioso para evitar dolores en esta zona.

¿Cuándo consultar a un especialista?

Si el dolor de espalda después del ejercicio es muy intenso o persiste durante más tiempo del habitual, es recomendable consultar a un especialista para obtener un diagnóstico adecuado. En algunos casos, puede ser necesario realizar reposo y recibir tratamiento médico para aliviar el dolor.

Recuerda que el cuidado de la columna vertebral es fundamental para evitar lesiones graves. Si necesitas atención especializada, el Instituto de Cirugía Avanzada de Columna (ICAC) en Madrid cuenta con traumatólogos especialistas en cirugías endoscópicas. Puedes reservar una cita privada con el equipo ICAC de manera presencial u online.

¡No dejes que el dolor de espalda te detenga! Sigue estos consejos y disfruta de tus entrenamientos sin preocupaciones.

Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *